miércoles, 2 de septiembre de 2009

En el desierto no hay Atascos.

Mirando en Meneame, en la sección de menear pendientes.... que realmente encuentro las entradas mas interesantes, me he encontrado con el Blog "La caja Multiusos" con un titulo sugerente.... en el desierto no hay atascos.
Es una entrevista a un Tuareg, Moussa Ag Assarid, que decidió estudiar y vino a Europa a formarse.
No la voy a poner, solo las frases que mas me han tocado, para acceder a la entrevista, pulsar sobre la foto.


- ¿De verdad tan silencioso es el desierto?

- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

- Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

- Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.

- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde…

- Fascinante, desde luego…

- Es un momento mágico… Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor… La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor…

- Qué paz…

- Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.

Espero que os haya gustado.

Mitakuye Oy Asin.

Erlik Khan

6 comentarios:

Delia Regina dijo...

A mi también me movilizó esta entrevista y se lo envié a varios de mis contactos. Encontrarnos con respuestas así de sabias y naturales no es frecuente, nos hace desear vivir donde pudieramos acceder a estas experiencias...pero cada uno está donde debe estar.
Buena entrada.
Un abrazo.

Keka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Keka dijo...

De verdad, me ha gustado mucho... el ser humano debería desprenderse de todas esas necesidades tan inútiles que les lleva al caos.
Pues resulta que tengo un examen el lunes, con su consecuente estrés...pero me he imaginado en el desierto y he sentido una paz increíble imaginándome sentada admirando una puesta de sol en ese precioso lugar alejado de la civilización.

Felicitaciones por el blog.

(Edito el comentario anterior)

gb dijo...

Buenos días ERLIK

¡Cuantos días!

Hay lugares, el desierto es uno de ellos, la cima de las montañas también, donde todo cambia y es especial o mágico, precisamente porque en ese lugar ERES tu mismo, en ese lugar te acercas a una muy profunda interiorización.

Quiero recordar el caso de Óscar Pérez, que falleció hace unos días en un collado de la montaña paquistaní Latok II. Pasar del silencio al SILENCIO, de la luz a la LUZ, solo está al alcance de unos pocos, namáste para OSCAR.

namáste

pranava

Z. dijo...

Hola Erlik Khan:
"Qué paz…
- Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo."

Un día guardé el reloj en un cajón, y no sabía bien porqué.

Estupenda entrevista.
Gracias.

Acuarius dijo...

pues si...
me ha gustado.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails